Grandes éxitos 2013 (extracto)


Uno de los momentos memorables en la vida es enfrentar a tu hijo, por primera vez, al mar. Juega con él sin miedo, se zambulle, traga agua, se revuelca y es inmune a su fuerza y temperatura. No hace falta plantar un árbol ni escribir un libro, sólo tener un hijo y un mar.