cruje la marabunta

La vivencia-ficción es posible.
Uno lee a los alter-egos de Eugenio Tiselli y se estremece:
Silencioso por fuera control, las llamas hicieron de 38 hectáreas milenarias que vienen del soto Coahuila fino
Lógico, fuera de control.
Trastear por los comentarios de los amigos y conocidos y extraños que pueblan el Facebook y comprobar que la gente está viva a su manera.
La vivencia-ficción es posible
O cuando el tunero llora por su primer coche:
mi ex makina en marron ya fallecio ya murio asta siempre amigo mi forito hoooooooooooooooooooo pobrecito ya en el desguace con lo bien que estaba mi forito andando que estaba todavia y todo el tonto de mi padre
...o cuelga fotos del cacharro con el traje de los domingos:
mi ex makina pero en azul descansa en paz forito mio asta siempre amigo
...o todo lo demás que demasiados mortales ni intuimos, naves en la puertas de Tanhauser y el asfalto haciendo estallar las yantas de la máquina en La Siberia:
si loe visto el marikiya es un makina el muchacho dos golpes 2 y un botijo es un makina el muchacho bamos si pues si ves el otro que hay un poco mas y mata alas crias chicas del pueblo que estaban atras del el si le ves pegar golpes con el palo fripas tio no acertaba ni al botijo se puse adar golpes para la barra si ves correr a las muchachas de los golpes que estaba metiendo con el palo el muchacho que total na saves ese si que fue una makina el muchacho
En estas le comentaba el otro día a Pablo que sí, que aquí o en el ciberespacio es posible, más aquí: Extremadura es un set ideal para cualquier film de ciencia ficción.
LCa vivencia-ficción es posible.
Hay que prestar atención mientras se monta el cañón.

Repito: cruje la marabunta, repito.

0 comentarios: