la estrategia falsa y la regla con letras troqueladas

(Una reflexión de editor/almacenista/autor)

Parece claro que aunque uno tenga miles de amigos en facebook, pandilla que dice admirar tu obra, conocidos que ven tus reportajes televisivos y oyen tus entrevistas radiofónicas, extraños de teclado fácil que aplauden tu archivería social -aunque esté exenta de bitácora propia y ajena- lo cierto, finalmente, es que a la hora de tenerte en casa -comprar tu dibujo, adquirir tu libro, pagar tu compact- la masa amigable se lo piensa varias veces -o ninguna- y tu obra editada se pudre en una caja de cartón  recubierta de aire viciado de almacén.

Pregúntate qué falla; cuestiónate si era tan indispensable enmarcar tus trazos, editar tus frases o grabar tu voz; inclínate entre si hay que autopublicarse o responder a una estrategia ajena; búscate una buena escusa; fantasea y luego pide al regante nocturno que te empape de sentido común.

Mea culpa

0 comentarios: