idus de marzo

-Ayer tarde en Elvas las páginas de Libro Color Hueso eran alérgicas a la tinta de mis Uniball Board cuando intentaba hacer el guión teatral que es la primera parte de Lucha Libre.
-Anoche me puse a dibujar/escribir poemas visuales con el punto rojo de la bandera nipona y el símbolo del átomo. Una idiotez como otra cualquiera que me acercó más a los creativos de Cuatro que a Brossa.
-Antes de dormir, tras ver la enredada película social de Fincher, estuvimos dando retoques a una idea sobre un recital audiovisual en Sevilla. Recordé, sin razón aparente, las músicas que aparecían en el recopilatorio de ambient ISOLATIONISM, fractales de Híspalis, no sense.
-Soñé con internet, ese espacio consensuado etcétera.
-Sara me regaló hace cinco días una canción preciosa y enorme aunque no está acabada -esa es la parte del discurso que más me gusta.-
-Ahora toca liarse con fichas técnicas de material antiguo y hacer diseños, en los intermedios, de ilustraciones en blanco y negro con tramas o semitonos para que el tul serigráfico no se desintegre.
-Voy pidiéndome a mí mismo en las grandes superficies mientras espero que nazca la prole.

0 comentarios: