pájaros, en cualquier caso

Los buhos y las lechuzas empezaron a desaparecer en Australia en Sueñan los androides con ovejas eléctricas. Ahora mirlos y jilgueros se inmolan en Lousiana, Michigan y Arkansas. Señales apocalípticas que coinciden con el resto de noticias: catástrofes internacionales, recorte de libertades nacionales, mangoneos de políticos locales, crack de economías caseras...

La naturaleza fue muy sabia encumbrándonos como especie para coger este cohete -que es la Tierra- por los cuernos y quemarle poco a poco las fases y depósitos de combustible hacia un nuevo mundo -nueva nave- que explorar y explotar.

La única salida es volar humanamente, se acabó la ornitología.

1 comentarios:

Jesús Ge | 5 de enero de 2011, 14:22

Creo que es momento de pasar a la hornitología. Y pasar por el horno crematorio a todo hijo-de-banca que nos ha llevado a esta situación insostenible.