lugares comunes

Ayer bajé a comprar tabaco a un bar cerca de donde vivo y comprobé que la gente tomaba sus cervecitas y fumaba sus cigarros y demás con total normalidad. Gente joven charlando animadamente. Cuatro no-fumadoras tomaban cañas en la puerta, en uno de los veladores. ¿A qué vendría alguien a denunciar porque no soporta el humo? ¿Querría el bar para el solo? Sal a la puerta y respira el sanísimo tubo de escape, querido inquisidor.

Dejadnos en paz en nuestros pequeños cuchitriles escuchando nuestra música, bebiendo cerveza y charlando entre nosotros mientras formamos nubes y nubes.

Gracias, resistencias.

0 comentarios: