0 com

méxico d.f. (primer día)

Llegamos el 29 de octubre a las 6:15 de la mañana, hora local. Tras pasar por inmigración, recoger la maleta y cambiar euros por pesos en el aeropuerto Bruno había contratado un taxi que nos llevaría a su casa, cerca de la UNAM. Atravesamos el D.F. lentamente entre atasco y atasco entre las siete y las ocho de la mañana.
Bruno nos instaló en parte de la biblioteca familiar. Apenas dejamos las cosas nos fuimos a desayunar a un mercado cercano, y fuimos a ver las ofrendas a la muerte que hacen los alumnos de los diferentes cursos de cada carrera. La esplanada de la UNAM es llamada La Isla, y por allí andaban alumnos, visitantes y curiosos entre las ofrendas, los escenarios y los puestos de comida y souvenirs mortales.
Después de dormir hasta las dos de la tarde nos llevaron al centro para cerrar localizaciones para un concierto audiovisual de TRYO. Luego a comer tacos dorados...
En ADM, donde nos instalaremos a partir del lunes, conocimos al staff del colectivo Arte Diseño Multimedia, gente atenta y amable interesada en nuestras escasas sabidurías técnicas y los primeros pasos editoriales. Preparamos un poco los cursos de Sara, diying, y mío, vjing. 
En la terraza de Eisel estuvimos ensayando audios y vídeos con el colectivo Trinchera, tomamos unas chelas y grabé en vídeo parte del ensayo: proyectores de diapos, 16mm, lupas,poyectores de transparencias, grabadoras de cinta de carrete abierto... artesanía audiovisual.
Un poco de arte y relax en el estudio compartido de Eisel.
Antes de irnos eché esta foto a las macetas balonizadas, ya era la una de la madrugada y necesitábamos descansar.
Ahora nos iremos al mercadillo de El Chopo, una vez los tacos de carne que me desayuné esta mañana bajen de una vez, se me desanestesie la lengua, Bruno acabe la presentación del proyecto del anterior residente y Sara se desmelene.
Read more »
1 com

ciscoTV

Sintonizando...
Una semana por delante con la suerte de viajar varias veces fuera casi por placer.
Ganas de coger la cámara y grabar, hacer fotos, pintar, escribir de lo mío, para lo mío (varias ideas capaces de aparecer encuadernadas, mientras llegan señales del espacio exterior.)
Aparecen proyectos, se filtran otros, se intuye todo lo que andamos preparando: sobre lo que vamos a editar y las formas de hacerlo, los sonidos y las imágenes, las palabras y los trazos, y esa transparencia, por lo visto, no es suficientemente nítida para que la entiendan como cristal.
Leo veinte libros a la vez, apenas un par de páginas, acabo de jugar al bioshock, saco la calculadora para hacer lo de siempre: calcular y volver a contar.
Después de escuchar como se menta al enemigo a diario comprendo que no tengo nada presente a las malas personas.
La maleta: toalla, neceser, una muda y libros. Que vuelva vestido de mariachi o luchador ya se verá.
Read more »
0 com

elefantiasis

Apenas ensayadas las lecturas de Zoombi, los textos que reinventaré, incrustados; los vinilos que pondré mientras no leo, sin maquillaje, apenas cera en el pelo, gafas de soldador de cinta de sombrero.
A veces escribo en la cama textos rabiosos, antes de dormirme, como el niño que prefiere quedarse frente a la tele a ver mundos prohibidos o seguir jugando a la consola a ver que tierras de pixel han creado para que descubra.
La manía de los poetas de fotografiarse constantemente me pone nervioso.
Utilizo el facebook para quejarme y recomendar maneras de evasión, suicidio, manejo de temporizadores, asaltos culturales, pequeños comentarios estúpidos, purga y purga.
Hace tiempo que no edito vídeos, y lo echo de menos.
La Editorial quita mucho tiempo, pero conoces gente que tiene cosas que decir, buenas personas -generalmente-, y un atajo de imbéciles sin ombligo que juzgan creaciones ajenas...
Read more »