elefantiasis

Apenas ensayadas las lecturas de Zoombi, los textos que reinventaré, incrustados; los vinilos que pondré mientras no leo, sin maquillaje, apenas cera en el pelo, gafas de soldador de cinta de sombrero.
A veces escribo en la cama textos rabiosos, antes de dormirme, como el niño que prefiere quedarse frente a la tele a ver mundos prohibidos o seguir jugando a la consola a ver que tierras de pixel han creado para que descubra.
La manía de los poetas de fotografiarse constantemente me pone nervioso.
Utilizo el facebook para quejarme y recomendar maneras de evasión, suicidio, manejo de temporizadores, asaltos culturales, pequeños comentarios estúpidos, purga y purga.
Hace tiempo que no edito vídeos, y lo echo de menos.
La Editorial quita mucho tiempo, pero conoces gente que tiene cosas que decir, buenas personas -generalmente-, y un atajo de imbéciles sin ombligo que juzgan creaciones ajenas...

0 comentarios: