conexiones

El cambio de compañía proveedora de servicios adsl me ha dejado colgado este fin de semana. Por suerte me puedo sentar en la plaza de la Soledad y coger la señal del Café Dadá, que aún está cerrado.
Ayer en Cáceres ultimamos la web de Aristas y la grabación de la pieza casquera de Sara para la exposición de EL CASCO que se inaugura el jueves próximo.
La estatua de Porrina rasca mi vista periférica. Frente a mí un equipo de bomberos sube las largas escaleras hasta lo alto de la iglesia de la virgen, otro espera a los pies del templo. Las campanas empiezan a sonar y los bomberos del grupo de abajo se gritan unos a otros para que alguien pare ese martirio. Uno de los que intenta bajar por la escalera está a punto de caer, el otro que aún sigue en lo alto se aferra con las piernas mientras se tapa los oídos metiendo las manos por dentro del casco.
Los feligreses esperan a cierta distancia de la puerta de la iglesia para evitar que un bombero se le caiga encima.Cae un casco que se parte en el suelo...

0 comentarios: