la vida

Hoy estábamos presentando EL CASCO 16. Me puse unas tetas y me pinté los labios. Me recordé al vídeo-clip de Queens of Stone Age de Monster on Parasol. Pasaron las horas y nadie tuvo en cuenta mi prótesis ni mi pintalabios. Comenzó entonces el vía crucis de  los jueves, casi único día que salgo, de amigos y conocidos que comunicándome intimidades necesitaban consejo para su buenvenir futuro.
No tengo ni idea de como contestar a estas lides sociológicas y mundanas. No tengo explicación para contar que ando leyendo un libro, escribiendo otro y filmando mi vida, que no tengo tiempo ni recursos ni oídos para entender lo que les pasa. Sin embargo me venzo: escucho lo que me cuentan y delibero, digo lo que pienso, lo que yo haría y lo que no, vivo la vida de el otro varios segundos y, sin derecho, juzgo.
Ahora, ya en casa, me doy asco. Lo escribo y me doy menos. A fin de cuentas: en que mano guardo la sabiduría, claro, en ninguna.

0 comentarios: