bellabestia

0 com

polvos y botones

Todos mis textos tienen almax:
digestión asistida
digresión provocada
boca-pato
y lugares comunes donde duendes y ojos azules copulan
donde los policías son robots disfrazados de humanos.

Todos mis textos tienen almax
e ibuprofeno:
dan dolores de cabeza
cabecean dolorosamente
gastan pilas alkalinas que se oxidan en cal blanca
la misma que forma estalactitas en subterráneos y cloacas
del mismo blanco que destinta el papel.

Todos mis textos ven la tele
abrazan el mando a distancia
y se frotan sobre CHANNEL + y CHANNEL -
sobre el VOL + y VOL -

y circundan el mismo botón rojo que apaga y enciende las falsas ventanas. 
Read more »
0 com

Grandes éxitos 2013 (extracto)


Uno de los momentos memorables en la vida es enfrentar a tu hijo, por primera vez, al mar. Juega con él sin miedo, se zambulle, traga agua, se revuelca y es inmune a su fuerza y temperatura. No hace falta plantar un árbol ni escribir un libro, sólo tener un hijo y un mar.
Read more »
0 com

Las tres mejores canciones de 2012



Se oyen muchas tonterías, pero estas tres no lo son:

1- Tear, de Holy Esque
(Escucha y bajada gratuita del tema aquí,
visionado y descarga del vídeo aquí.)

2- Ruin, de Cat Power
(Visionado del vídeo aquí.)

3- Civilian, de Wye Oak
(Escucha con pantallazo aquí.)
Read more »
0 com

hacerse mayor



Hacerse mayor

–Olvidar constantemente las gafas de sol, acostumbrarse a la luz, abrazar la gripe a principios de octubre y dejarla en primavera, el mp3 mental en ramdon elige al azar canciones de otros tiempos y lugares, sorprenderse sonriendo de alegría o vergüenza ajena con los flashbacks no solicitados, guardar las formas, morderse la lengua un segundo antes de pronunciar las palabras mágicas, etcétera
Read more »
1 com

La obsolescencia programada del territorio



Extremadura vuelve a despoblarse. Una marea de emigrantes enfila la N-V en busca del capital en la capital. Una marea da el salto a otras latitudes españolas, europeas o mundiales. Una marea de agua dulce, estancada y empantanada.

Allí se acabó el sueño de nuestros padres (también su economía.)

Aquí el sueño era construir una región donde poder estudiar una carrera y vivir dignamente ejerciéndola. Primero crearon la universidad, hace ahora cuarenta años, pero en todo este tiempo olvidaron construir las empresas donde desarrollar esos conocimientos y crear riqueza. Sin embargo, a principios de los ochenta se ensambló la maquinaria perfecta para contratar a todos esos abogados, economistas e ingenieros. La recién inaugurada Junta de Extremadura absorbió todo licenciado recién parido al que convertía al funcionariado, empleaba de tapadillo o cobijaba en cargos a la medida (desde el bedel hijo de aquel al asesor primo de este) bien en sus engranajes, bien en las empresas que se instalaban en la calle de enfrente creadas según las necesidades gastronómicas del nuevo monstruo institucional.

Allí, hace cuarenta años, efectivamente, se frenó en seco el éxodo de más de un millón de extremeños que fueron a buscar trabajo lejos de su hogar, dejando familia y amigos, huyendo de una miseria a la que jamás volverían. La crisis del petróleo globalizó el statu quo: se pasaba hambre aquí y allí.

Aquí casi menos: después de un lustro de jornadas de dieciséis horas volvían al pueblo con la manicura echa de por vida: unas uñas que nunca crecerían sino hacia dentro en unas manos insensible, enguantadas en una epidermis recauchutada. Aquí la promesa de una madre: bajo aquel olivo podrás ver pasar el día, te esperará a la hora de cenar y en el bolsillo nunca te faltarán pesetas para el paquete de tabaco y el chato de vino.

Allí los otros, sus hermanos y primos, se fueron casados y no les quedó otra que ver crecer a sus hijos maldiciendo la tierra de sus padres, la ralea, el color del pan y la casta, empeñados en ser más autóctonos que nadie: más alemanes o más vascos, más suizos o más catalanes…

Aquí tenemos secuestrado el parlamento por otras voces desafines, absortos a las mismas cadenas de televisión donde hablan de árboles y señeras, a todas horas: internacional, nacional, vascos, catalanes y deportes. A veces matan a una mujer en Castilla, otras en León, otras una casa cae en Galicia, una vez cada diez años hay una matanza en Puerto Urraco… España negra sin costa ni disculpa, anónima, disculpada, pendenciera y oscura y más oscura.

Allí el problema sigue siendo protocolario: un título de libre, otro de autodidacta y un diploma de individualidad: personas nuevas en estados nuevos sustentados por momentos concretos (y antiguos) en los que una conjunción de astros y machos cabríos con suerte al nacer decidieron que esta línea y ese río y esa montaña eran el límite de su hogar. Hoy, en otra crisis, los hostales se vuelven cuarteles.

Aquí la solución pasa por disolverse: nunca hemos existido, nunca hubo hermanamiento, nada tiene que ver el vecino de Azuaga con el de Piornal, con el de Alcántara o con el de Tentudía, nada que ver, ni el de Cáceres con el de Badajoz ni nada que se le parezca, ni con una capital construida sobre una riqueza de testimonios y cadáveres y restos de muro y suelo teselado. Una especie de región de sobras, ajena a la importancia de su identidad cultural, empeñada en buscarse las cosquillas en el de demasiado enfrente, incapaz de ver los logros naturales y simples de estos años: calles asfaltadas, alumbrado público, pabellón polideportivo, semillero de empresas, escuela, consultorio médico… y piensan que el mejor alcalde sigue siendo el rey.

Allí las penas y las glorias, aquí el alacrán y la central nuclear, allí las preguntas y respuestas; aquí los grillos, la noche y las estrellas.

Aquí esperamos a que nos cierren el garito: nuestras empresas y medios de comunicación, nuestra manera de hacer y soñar, el estigma bastardo de cuando venían las cortes a follar a su yeguada, y en lugar de comanches les salimos cucarachas marinas y subimos a los barcos a dar nombres pueblerinos a las Indias. Y sí, esperamos que nos descuarticen: un cacho de tierra para Castilla, otro para Al-Ándalus, otro para León y este pedacito que le robamos a los portugueses…

Allí la secesión, aquí la rendición.

Ahora, en un momento, cuando llegue la media noche, se apagarán las luces y la gente saldrá de su casa con una maleta y poco más. Subirá a un  autobús o a un coche prestado, mirará atrás, dará un par de abrazos que nunca más volverá a dar y se irá, para nunca volver, de esta tierra jurada, y de la que solo te vas si quemas las naves.

El futuro era verde, el presente blanco y el pasado negro; y ahora viceversa.


Read more »
3 com

mudar el lomo y el estante

Tardé nueve años y medio en meter mis cosas* en un piso, el mío.

*Mis cosas: once cajas con cómics (alguna bolsa más con lo que ha ido apareciendo), diecisiete de libros (varias cajas más con lo que ha ido apareciendo), dos cajas de frutas reconvertidas como transporte de vinilos, tres cajas de dvds, ocho de cds, doce (hasta ahora) carros de la compra de El Árbol llenos de  catálogos, revistas (olvidé contabilizar las cajas de las que salvé), flyers, apuntes, dibujos, carteles y papeles varios tirados: eso ha salido de mi casa, esas cosas, las mías, y la casa que ha ido apareciendo bajo mis cosas.

A veces no es importante que los libros y los papeles no salgan de su anaquel en varios años: uno los ve de perfil, sus lomos, su carpeta contenedora, su celulosa roma, y ya está: sabe que están allí, que le harán falta, que son la llave de multitud de instantáneas: esto lo escribí aquí, aquello lo compré allí, eso lo aprendí de esa manera, con el papel, la letra y el tacto preciso, con la huella pulida de la vista, que acaricia esos perfiles suaves que antes fueron aristas.

Dejar mi casa a merced de unos inquilinos inconscientes de sus esquinas, que significarán cada rincón ajenos a las historias hermosas que he vivido, a la buenaventura con la que hice añicos mi cuenta corriente cuando aún se podía comprar un metro cuadrado de vivienda con cierta dignidad.

Y ahora todo eso viene a nuestra casa*, donde conviven en las estanterías las voces que trajo Sara de Berger con los epitafios que rescaté de Cioran, nuestras coincidencias asiáticas, mis cárceles de papel y sus pentagramas, la luz cansada de las portadas pulp, las cubiertas manidas tusquets, alianza, bruguera, anagrama y (!) aristas martínez (automanoseo).

*Nuestra casa: el lugar donde Roque juega a los objetos corrientes: una botella, un tapón, una pelusa o la bisagra de las puertas.

Un nuevo lugar, una nueva biblioteca donde mis libros y sus libros se hacen grandes y fuertes como la nueva cadena de ADN que hemos creado: tus cosas y mis cosas, tu luz y la mía, la belleza de tus manos y la mirada con que nos reconocemos: libros que mezclan sus páginas, que se releen, que reentendemos, de la misma manera que una canción llega por la mañana y nos retrata y define y dice: aquí estáis.

Ciertamente hay un orden posible y coherente en cada biblioteca pero ¿quién lo quiere?.


No dedico nunca mis entradas de blog a nadie, sin embargo debo este texto y el significado de mi biblioteca a las personas, la mayoría amigos, que han dejado que contemple, admire y consulte las suyas: Carlos González, José Antonio Llera, Fidel Martínez, Felipe Zapico, Rodolfo Franco, Carlos Montero, Teresa Calderón, Fco. Javier Pérez, Jesús Ge, Mar Benegas, Marcus Versus... charlas con ellos en sus casas y los libros salen de sus anaqueles y van a tus manos, acompañados de palabras amables, de historias hermosas... invitaciones a extrañas y vitales aventuras.
Read more »
0 com

cuentatrás

3.

2. 

1.

3. Cuello vuelto

2. Nunca recuadrar en azul con marco lila

1. Algunos cohetes estallaron sobre sí mismos hasta desereccionarse en la misma rampa de lanzamiento

0. This is a 1971 square.

Read more »
0 com

El trabajo que me aconsejó mi madre

Va un chaval de 23 años, con la carrera recién terminada. Su intención es entrar a trabajar en tal empresa, que le exige pasar un par de exámenes en dura competencia con cientos o miles de recién licenciados como él.

El primer examen consiste en responder una retahíla de preguntas de un temario en el que la mitad está formado por el ideario de la empresa y la otra mitad por lo que el licenciado estudió el primer año de carrera.

El segundo examen, si lo hay -depende del puesto al que se opte-, puede consistir en elegir un tema y desarrollarlo, o puede ser un test muy jodido de 200 preguntas, o una entrevista en la que se dilucidan sus aptitudes, o cualquier otra prueba más o menos objetiva.

Si el tipo aprueba la empresa le da de alta. Lo mantiene en nómina hasta su jubilación o pre-jubilación: es decir, que tendrá un sueldo y/o jubilación vitalicia, esto es: hasta su muerte. 

A la empresa se la suda si el empleado es o no diligente, tan sólo le exige que cumpla con sus horarios y unos mínimos, que dependiendo de la sección de la empresa en la que haya entrado tendrá más o menos responsabilidades y más o menos obligaciones de reciclarse. No le importa a la empresa si su empleado es aplicado y curra más horas de las estipuladas, si hace bien su trabajo, si se prepara y aprende constantemente por mejorar. 

Tampoco le importa a la empresa que su empleado se disuelva entre sus compañeros, que ningunee el tiempo, que no produzca, que pase más tiempo del necesario en el servicio o el desayuno, que olvide que el cliente tiene razón y arruine la imagen de la empresa. 

El chaval sabe que haga lo que haga el resto de su vida, mientras no cometa una gravísima infracción, pertenece a un selecto grupo de profesionales grises, que los tópicos y la degeneración laboral ha puesto en un lugar tan idílico como funesto: ni van a aplaudir sus logros ni van a reprocharle su falta de profesionalidad. 


El chaval es funcionario, y hoy, en julio de 2012, comprende que las reglas han cambiado, tal vez de manera injusta, pero alguien tenía que pagar después de tantos años de invulnerabilidad.
Read more »
0 com

Títulos, engarces y fases de la luna: Feria

A veces se te olvidan versos del tipo "la niña que sorbía tus lágrimas" o actualizaciones de estado en facebook de lo más pertinentes en la eurocopa tipo "duelo al gol". Finalmente la clave está en los títulos: piensas uno que te parece bueno y en cinco minutos planeas y construyes la exposición o el libro que vendría detrás. Sin embargo no recuerdas, no eres capaz de consignar tu efervescencia y finalmente el proyecto se desvanece, deja de existir. La frase se agota, se hunde y descontextualiza.

En otro orden de cosas: la implosión esta a punto de acabar y el plan consiste en fabricar libros: escribirlos, ilustrarlos y coserlos, y no, no son de Aristas Martínez ni publicables: son pequeños, incunables y para mí (y los míos.) 

A veces las medias lunas son más enormes que las llenas.
Read more »
0 com

verano

Pasé la primavera editando y criando: un libro y otro y una caja con seis; un hijo que se hace doble y triple de lo esperado, de lo razonablemente posible. Entiendo ahora muchas más cosas, reconozco otras y más valiosas bellezas, hago acopio de lo sentido y sufrido, balances mal hechos, estigmas, primas de riesgo, sintonías, vademecum de vida impostado, clarividencia y la definitiva mirada al futuro en los ojos de otro.

Como de costumbre el camino deja cadáveres, pero también uno encuentra árboles sabios que aconsejan bien y que irremediablemente dejará atrás, y caminantes rápidos que te alcanzan y dan un consejo y un abrazo preciso y siguen adelante en dilución; o lentos a los que animas, lentos con los que compartes parte de la senda. Algunos de ellos propician mejores atajos y otros proponen itinerarios más largos pero necesarios, más largos pero más preciosos, más largos y vitales, más vida.

En este tiempo enterré ideas para hacer libros y cuadros y películas: un par de apuntes de cada, a veces ni eso.

También llegó el arte y los sueños y la obra de otras personas al buzón de mis manos y nunca supe demasiado bien qué decir, cómo justificar el genio o la decepción que me producían. Porque siempre te enfrentas a las palabras de un amigo, al modo, nunca te confrontas con su idea, porque nunca desconoces su justificación.

Bien, he negado a traidores el pago del césar, he cumplido a rajatabla mis deberes pecunarios, he respirado como nunca, he dicho y contradicho, he dibujado alba, he predicado contra la impostura editorial, he visto naves explotar, he reconocido a mi madre en mí cambiando los pañales de Roque, sujetándolo, durmiéndolo o arropándolo. He aprendido morfeo y guadianalinés.

La cerveza sabe dulce cuando fumas y tecleas: vitalidad y bronceado.

Ya no dice nadie nada, nadie llama cuando es feliz, y es el momento.


Read more »
0 com

bpb

Maquetar seis publicaciones para una caja, eso hago.

Estuvimos en otras ciudades con buenas personas, hablamos por teléfono con envidiables intelectos, nos llama gente amable, salimos a la calle a rebuznar...

Odio la etiqueta momentos.
Read more »
0 com

la ley antitranspirable


Recientemente los humoristas franceses han explotado el chiste sobre el uso de sustancias dopantes en todo el espectro del deporte español tras la última sentencia contra el ciclista A. Contador.

Personalmente me hace gracia el chiste, y no porque crea que estos tipos se droguen, sino porque me parece de justicia juzgar a estos seres intocables, cuyo sacrificio máximo para con su cuerpo les ha llevado a correr o golpear o saltar o resistir o patalear o sacudir o alguna que otra función física más o todas ellas a la vez de más que otro menda igual de sacrificado pero con menos capacidades físicas en ese justo momento de su vida.

De todos es sabido que los drogadictos viven exactamente el mismo tiempo que los deportistas, unos más y otros menos.

Pensando en todo esto se me ocurrió pensar que un día vendría un gobierno que llegase a la conclusión de que el deporte es perjudicial para la salud. Su opción primera pasaría por ilegalizar toda forma de ejercicio físico gratuito y/o competitivo: Una Ley Seca, de sudor en este caso, que habría de llamarse Ley Antitranspirable.

A partir de aquí pueden imaginar los gimnasios clandestinos, los solares abandonados donde los adolescentes echan unas carreras -pasaríamos del botellón al carrerón,- y las mafias traficando con material deportivo.


Read more »
0 com

para entender los capítulos 4 y 5 (bis) de SUPERNEGRO según la versión aparecida en EL CASCO 11

video
Omitir, aproximadamente, los cuarenta primeros segundos
Read more »
0 com

tres parabólicas

1. Una parabólica no me deja ver la luna.

2. Yul Brinner + Houellebecq = Yul Beck


Fig. 1: Rococcospace invader


3. Puntos suspensivos:
Figuras esquemáticas: maneras de explicar que una nube adquiere significaciones más allá del icono al que remita. Ustedes dicen línea cuando yo veo una danza de cruces, de haces que marcan equis en el mismo lugar, en la misma estela, en consonancia: llamamos línea a la coreografía de las coincidencias, al lugar común, al ladoscuro y claroscuro del caos: ustedes ven líneas, yo veo la sombra de un punto, la estilográfica luz de las estrellas que se sombrea y despeja: pútrida claridad, porqueriza de vectores, morse de mierda para hacer dibujos de plantilla, cacareo de la tinta cuando la mano envejece y los huecos entre los dedos son palmípedos como los pliegues que unen universos.
Útiles para la simetría: escuadra, cartabón, portaminas, goma de autoborrado, creencia, estigmatización, superchorradas...
Una paralela es certeza de imperfección, decoloramiento, parasimpatía...
Hacemos bluf y sí, esto es aliento, buf, uf, f...
Read more »
1 com

Tecnología martillo

El problema de la izquierda -socialista- en Extremadura es que tienen demasiados amigos, de la misma manera que la derecha tenía, hasta hace seis meses -la otra izquierda, entre otros,- demasiados enemigos.

Los dirigentes no se van cuando pierden, y es el signo de los tiempos, que les da la razón: peperos e iuneros mantienen sus cabezas y al final salen ganando. Lo mismo que hizo la izquierda de verdad aquí y allí, lo mismo que está haciendo ahora la de mentira.

Estos días de despidos masivos y caras largas entre el funcionariado post-rodríguez/fernández no es que me alegre, pero sí entiendo que hay cierta justicia cuando echan a los verdugos, los mismos que a sabiendas de los impagos y las demoras nos fichaban para rellenar la memoria y el calendario de actividades. Esos técnicos de todo y gestores de la nada que no sufrían ningún tipo de arrepentimiento, que subcontrataban con la certeza de que se pagaba tarde, mal y a medias. Esos mismos que pudiéndose gastar dos gastaban diez, que atribuían su incuestionable competencia a su puesto de trabajo, olvidando el dedo que les colocó ahí, que pidió sus servicios a medida, que exigía ciertos valores inculcados por bautismo o confirmación -porque la izquierda estupenda también va a misa y también la da-.

Los pequeños socialistas del poder omnímodo se quedan ahora sin trabajo, y veremos qué clase de negocio montarán a medias con sus padres para llegar a dosmilveinte, si toda esa imaginación para y por la que fueron contratados en su día les hará llegar ahora a fin de mes.  Comprobaremos si saldan cuentas y tachan o subrayan de su lista de favores y favoritos.

Ahora esperamos a las nuevas huestes, aún no mayoritarias, regionalmente hablando, pero que vienen cargadas de regalos para los votantes, esos que les asegurarán siete legislaturas seguidas y convertirán todo esto en el cortijo que siempre fue, pero esta vez sí: sin falsas asambleas.

Y yo que voté a la izquierda rabiosa de los perdedores pasaré cuatro años estupendos viendo como nos ladran y lamen, asistiendo al simulacro demócrata de esta isla marginal de Europa, en una región de tercera velocidad del último vagón.

No hay salida, es inevitable: plantaremos tres o cuatro nucleares que por ley dejen su iva y su irpf en la tierra -esta vez sí- y convertirán este paisaje en humo y cenizas: una vieja Europa de provincias con varios tipos de contaminantes en vena: un Tajo de plutonio, un Guadiana de uranio y tres arroyuelos de radio del no-andaluz Guadalquivir tres.

El gluten de los mercados paseándose por la N-VI, ese es el futuro, amigos.
Read more »
0 com

Descuento de navidad

Descuento de navidad

imagen 1

Una buena hora y media.

Solía sentarme frente a la pantalla con atención hasta que todo era lo mismo firmado por personas diferentes: no una rosa sino una espina con el mismo nombre, una flor con pétalos de hoja y pistilo de tallo, una forma distinta de llamar a las cosas por su nombre, vieja historia de un perro y su armario de collares.

video
vídeo 1

Si el tallo/tronco sucedía a las ramas, hojas y frutos en la actualidad nos vale el palo y las bolitas: El símbolo de el tanto por ciento se ha convertido en seña de identidad no sólo en los momentos de reclamo fuera de temporada, sino también en los periodos de mayor esperanza consumista.

%

Dentro de algunos años veremos como este simbolito vendrá sustituido por otros que en lugar de trocear el precio lo decapitará, cercenará, gratificará y hasta devolverá su importe íntegro y con intereses.

Sólo hay que esperar:
descuenta atrás





imagen 1 y vídeo 1: árbol de pascua / flor de navidad (C)



Read more »
0 com

la firma del oficio, el sello del gremio


Las puertas en España tienen marcas de resina, generalmente en dos colores (ergo dos resinas de diferentes densidades, temperaturas), en el borde. Aunque suelen colocarse en el mismo lateral donde se encuentran las bisagras, a veces, como en este caso, se descuidan en el borde exterior, donde está el pomo.

Estas marcas no son más que firmas, el sello del carpintero, que los compañeros de gremio identifican. Sin embargo, además de la información sobre el artesano, estos sellos encierran valiosa información sobre los materiales utilizados, los trazos, el diseño y, sobretodo, la arquitectura interior de las puertas, desde la madera maciza a las láminas de chapa, las moles de viruta, los serrines prensados hasta, finalmente, los enjambres de cartón.

No se diferencian demasiado estos carpinteros de aquellos constructores de catedrales que firmaban en las caras ocultas de las piedras que les traían los canteros y con las que levantaban los muros de las catedrales, aquellos que llevaron sus apellidos y su ralea de ciudad en ciudad a lo largo de los siglos con la certidumbre de ser los elegidos, los únicos con la capacidad y el honor de levantar la casa de dios.

Aquellos primeros masones eran conscientes de que sus edificios no solo albergarían espíritus, sino también la humanidad: cualquier acto social, económico y político tenía lugar intramuros, la gente se libraba allí de los males de la naturaleza: la falta de geometría, la inclemencia climática, el caos... un anticipo del centro comercial, de la nave interestelar.

Hoy firman los que agilizan huecos, hoy se unen los que convierten el gesto del brazo en pared o en vano, hoy lubrican con resina y a la vista la estandarización de nuestros pasos y volúmenes: puertas de noventa centímetros de ancho y docientos diez de alto donde se posibilita que entre y salga cualquier cosa que quepa por el marco y las marcas de resina testifiquen de nuestro tránsito.


Read more »
0 com

pequeñas ideas

Buenas noches:

   Salgo al balcón a echar un cigarro, afuera llueve y sopla un viento infernal. En la puerta del bar 
de abajo, El Chacha, oigo la conversación de dos fumadores -gente joven, clase media punk:-                                                                                                                                                  
-Fue ahí, en Stalingrado, donde los alemanes perdieron la guerra.                                            -
-¡Tres millones de personas!

 Cuando llega el otoño el pollero deja de hacer su maravilloso gazpacho, y hay que joderse. Sin 
embargo, como adicto a la sopa, ya iba siendo hora...

 Por cierto: pienso votar, y no será en blanco, atajo de esclavos librepensadores


  Hace un año estábamos preparando las maletas para ir a México. Volveremos pronto

EL VERDADERO SENTIDO DE ESTA ENTRADA EN LA BITÁCORA: UN ASUNTO QUE ME TRAE DE CABEZA HACE UNAS SEMANAS Y NO CONSIGO DOMESTICAR (¿ALGUIEN HABLÓ DE LA DOMESTICIDAD SALVAJE, DE LA NATURALEZA DÓCIL O DE NO HACER CASO AL MOMENTO ZEN DE LA DEFECACIÓN, LA HIGIENE, EL ORGASMO O LA GULA?

Hace unos días preguntaba a Sara sobre las veces que había estado a punto de morir. Una, dijo. Luego seguí preguntando ¿ningún accidente? ¿alguna borrachera peligrosa? Entonces dijo tres, tres veces. Me encontraba en el mismo caso, tres veces a punto de morir, alguna consciente, otra inconsciente y una pública: familiarmente aceptada la muerte, para entendernos.
La pregunta era sobre lo que nos esperaba con nuestro hijo ¿cuántos sustos nos esperaban? ¿cuántos sobresaltos reales, cuántos sobredimensionados, cuántos exagerados, cuántos ignorados?
En fin, traes una persona a este mundo para que viva, lo intente, e ignore el filo tanto como tú lo hiciste, aunque como padre te sea insoportable aceptarlo.


El Ben & Jeery que sea de plátano, chocolate y nueces


(explicaremos sobre Alkatroz)

Read more »
0 com

A la fuerza Orca

Una muestra de A la fuerza Orca, trabajo en progreso editado en versión provisional y/o beta (12 unidades numeradas y firmadas) como PlaquetTRASH /3 para Aristas Martínez Ediciones.

En las fotos se muestran las cubiertas (doble A4), algunos de los cuarenta y cuatro textos sin corregir que se incluyeron en la publicación (A5 ampliados A4), un vídeo tomado esta tarde desde el móvil en el que se pasan las páginas mientras suena el Cosmic Tones For A Mental Therapy de Sun Ra y un boceto/ideario/planning no incluido en esta primera versión (A3 original).















video


En breve decidiremos la forma exacta, versátil y accesible de publicación de este material.
Read more »